Virus que eliminan bacterias: una solución prometedora para la acuicultura.

Publicado por el 11/02/2024. Categoría: Análisis de Investigaciones, Manejo del Cultivo

Hoy quiero compartir con ustedes un tema muy interesante y relevante para el sector: el uso de bacteriófagos como agentes terapéuticos para combatir las infecciones bacterianas en los organismos acuáticos. ¿Qué son los bacteriófagos y cómo funcionan? Les explico a continuación.

Los bacteriófagos, o fagos, son virus que infectan y destruyen específicamente a las bacterias, sin afectar a las células del huésped. Esto significa que pueden eliminar las bacterias patógenas que causan enfermedades en los peces, crustáceos, moluscos y otros organismos acuáticos, sin dañar a estos ni al medio ambiente. Por esta razón, los fagos se consideran una alternativa ecológica y sostenible para reducir el uso de antibióticos y otros medicamentos veterinarios en la acuicultura, que pueden generar resistencia bacteriana y contaminación ambiental.

La fagoterapia es el tratamiento de las infecciones bacterianas con fagos. Esta técnica ha demostrado ser efectiva en el aumento de la supervivencia de organismos acuáticos infectados con bacterias patógenas, como Vibrio, Aeromonas, Pseudomonas y Streptococcus, entre otras. Sin embargo, los fagos son sensibles a factores ambientales como la temperatura, el pH, la salinidad y la luz, que pueden afectar su viabilidad y estabilidad. Por eso, es necesario desarrollar métodos que permitan conservar y transportar los fagos de forma segura y eficiente.

En el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (CIBNOR), se están desarrollando técnicas para aumentar la viabilidad y vida útil de los bacteriófagos, como la liofilización con sistemas poliméricos. La liofilización es un proceso que consiste en congelar y deshidratar los fagos, lo que reduce su actividad metabólica y los protege de la degradación. Los sistemas poliméricos son sustancias que forman una matriz que envuelve a los fagos y les proporciona un ambiente favorable para su conservación. Estos sistemas pueden ser naturales o sintéticos, como almidón, quitosano, alginato o polietilenglicol.

Los resultados obtenidos en el CIBNOR muestran que la liofilización con sistemas poliméricos mejora significativamente la viabilidad y estabilidad de los bacteriófagos, lo que permite almacenarlos por más tiempo y a temperatura ambiente. Esto facilita su aplicación como agentes terapéuticos en la acuicultura y contribuye a la salud y supervivencia de los organismos cultivados.

Los bacteriófagos son una herramienta innovadora y prometedora para el control de las infecciones bacterianas en la acuicultura. Su uso puede mejorar la calidad de los alimentos producidos en este sector y reducir el impacto ambiental de los medicamentos veterinarios. Como experto en acuicultura, les invito a conocer más sobre este tema y a apoyar el desarrollo de la fagoterapia como una solución eficaz y sostenible para el sector.

REFERENCIA:

Moreno Figueroa, L. D., Hernández Adame, L., & Quiroz Guzmán, E. (2024). Bacteriófagos y producción de alimentos. Revista Digital Universitaria (rdu), 25(1). http://doi.org/10.22201/cuaieed.16076079e.2024.25.1.2

ARTICULO COMPLETO:
https://www.researchgate.net/profile/Luis-Moreno-Figueroa/publication/377661587_Bacteriofagos_y_produccion_de_alimentos/links/65b1c5239ce29c458bad4129/Bacteriofagos-y-produccion-de-alimentos.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.