PescadoPollo.

Publicado por el 19/12/2012. Categoría: Sin categoría

¿ Vísceras de pollo para alimentar peces? o ¿Harina de pescado para alimentar pollos? ¿Es eso una competencia, una asociación provechosa o una quimera? 

En el popular blog  acuiculturaenargentina  que escribe desde Argentina un amigo, Marcelo, se publicó recientemente un reporte donde se presenta la idea del uso de vísceras de pollo como sustituto de la harina de pescado en las dietas para peces en cultivo. El artículo es muy profesional y el tiempo invertido en leerlo seguramente será de mucho provecho. Deseo por ahora verter mi humilde opinión.
 
 
Este es un tema con mucho futuro.
 
El reporte fue publicado en Aquafeeed citando una universidad Nigeriana, donde se indica que las necesidades de aminoacidos esenciales son suficientemente aportadas por estos desechos de la industria avícola, no así por las fuentes vegetales como la soya o maíz.  Esto abre las posibilidades a este subproducto de hacerse con una buena participación de mercado que hasta ahora han tenido casi con exclusividad los dueños de la industria pesquera marina. 
 
 
¿Quién consume hoy esos subproductos?
 
En muchos países de nuestra Latinoamérica estas piezas de pollo como higados, corazón, mollejas, patas y cabezas son comercializadas con buenos márgenes de ganancias entre la población de escasos recursos. Habrá que ver si a los productores les conviene más destinarlas para la fabricación de alimento para peces, por el motivo señalado.
 
 
Una posible contradicción
 
En el libro «El Progreso de Un Pilgrim», el propietario fundador de Pilgrim´s Pride Corporation, la segunda compañía más grande a nivel mundial en la industria avícola, comenta lo que ellos realizaron para poder satisfacer las nuevas preferencias de los consumidores de pollo. 
 
Resulta que desde hace unos años los consumidores se preocupan más por comprar productos «fat free», y el pollo se encuentra en la lista negra.  Al determinar que la gente estaba buscando los beneficiosos aceites Omega 3 y 6 que aporta el pescado, decidió que sus pollos debían contener esos omegas. ¿Cómo lo consiguió? Pues agregando harina y aceite de pescado al concentrado para los pollos,  ya que también es dueño de sus propias fabricas de alimento. Hoy en día esa linea de productos de pollo con «Omega 3 y 6 » continúa creciendo en los países desarrollados.
 
La contradicción que yo veo en todo este asunto es que si la industria de pollos en los países desarrollados se va por esa tendencia (la cual tiene mucha fuerza) habrá una nueva fuente de demanda de harina de pescado por parte de los productores de pollos. 
 
Si vemos el asunto como ecologistas y protectores de la fauna marina, eso es preocupante porque la presión de la pesca marítima sobre el pescado de mar aumentaría. Si lo vemos como dueños de empresas pesqueras marinas, el negocio se pone mejor. Y si lo vemos como productores acuícolas la situación se pone todavía peor porque los precios del concentrado para peces con harina de pescado seguirá aumentando.
 
Si lo vemos como un habitante de escasos recursos de, por ejemplo, cualquiera de los países centroamericanos, el asunto se vuelve casi de supervivencia porque buena parte de su  consumo de pollo es en base a esas piezas que mencionamos arriba, que ya no se podrán comprar porque se destinarán como componentes de concentrado para peces. 
 
 
¿Qué va a pasar?
 
No lo sé. Pero creo que la solución requiere de mucha creatividad y conciencia social.  Imaginemos el futuro y si así como vamos la imagen resultante en nuestra mente es de hambre, de conflictos sociales, de ricos y pobres enfrentados, entonces cambiemos el rumbo desde hoy.  No tengo la menor intención que lo que acabo de decir se interprete como socialismo o comunismo. Yo soy partidario del capitalismo honesto y responsable. Soy libre pensador. Lo que no quiero es que mis hijos vivan en un mañana con escacez de alimentos, con conflictos sociales, pobreza generalizada por la irresponsabilidad y ambición desmedida de muchos empresarios de hoy. Ojala que lo que pase sea bueno y que incluya mucho pescado para todos.
 
Saludos cordiales,
 
 
Mynor Pineda
 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.