El Problema de la Contaminación.

Publicado por el 17/10/2013. Categoría: Sin categoría

Hola, después de algunas semanas de receso he vuelo. Muchos biólogos temen que el gran negocio de cultivo de tilapia pueda venirse abajo por el riesgo cada vez más publicitado de dejar muchos lagos muertos y especies extintas. Entérate al final de este boletín cómo puedes obtener un reporte actualizado de las tendencias del cultivo de peces en América Latina.
El debate entre los expertos y los involucrados.

 

El Dr. McCrary a pasado la última década estudiando como una pequeña granja de cultivo en jaulas en Nicaragua provocó daños en el lago entero. La granja existió del año 1995 al 2000.
Los residuos de las jaulas contaminaron el ecosistema prístino del lago. Las tilapias que escaparon diezmaron una planta acuática local llamada «charra», un importante alimento para los peses autóctonos, desapareciendo éstos y dejando el lago desierto. Hoy en día algunas especies de plantas y peces se están recuperando lentamente pero otras probablemente se han ido para siempre, dijo el Dr. McCrary quien trabaja para la fundación nicaragüense FUNDECI.
El Dr. Salvador Montenegro, director del Centro Nicaragua para la Investigación de Recursos Acuáticos a pasado una década luchando para cerrar la granja Nicanor ubicada en el lago Nicaragua. «Este tipo de piscicultura intensiva pone en peligro un lago que es un tesoro nacional, ya bajo el estrés de la contaminación», dijo una vez que observó los efectos producidos en el lago.
«Los peses más débiles como el Arco Iris, han ido desapareciendo del lago de Nicaragua mientras que el número de tilapias va en aumento», dijo Ben Slow un pescador local.
Pero David Senna, el gerente de Nicanor, ha manifestado que las jaulas de la empresa solo utilizan una pequeña fracción del lago, en una zona donde hay aguas profundas y fuertes corrientes que remueven los desechos del metabolismo de los peces y los restos de alimento no consumido. También aseguró que realizan muestreos mensuales para monitorear escapes de tilapias y calidad del agua, aunque reconoció que al principio del proyecto hubo algunos escapes. Señaló también que las tilapias fueron introducidas en el lago de Nicaragua en la década 1980 y no por Nicanor, sugiriendo con esto que la presencia de esta especie «invasiva» en el lecho lacustre nicaragüense no es responsabilidad completa de la empresa que dirige.
Mi comentario personal.

 

Parece que en algunos lugares donde el drenaje no es eficiente para remover los desechos del metabolismo de los peces cultivados, como sea el caso de lagos pequeños, para poder cultivar tilapias o cualquier otro pez, se tendría que demostrar científicamente que los mismos no están causando daños al ecosistema. Queda todavía demostrar que no hay escapes del pez cultivado al medio acuático que sirve para el establecimiento piscícola.
Aunque yo he sido durante muchos años extensionista y entusiasta promotor de la piscicultura especialmente de tilapia gris, la intención de mi blog es contribuir a crear criterio a partir de información confiable y equilibrada por lo cual estamos desde hace varias semanas presentando a ustedes esta serie publicada por el New York Times hace ya varios años. Me gustaría conocer la opinión suya al respecto del tema de hoy.
En el próximo boletín abordaremos el tema: Preocupaciones de nutrición y alimentación. Les espero por aquí.

Espero sus comentarios.

Saludos cordiales,

Mynor Pineda
PisciculturaGlobal

¿Aun no te has suscrito al Boletín? 
Puedes hacerlo escribiendo tu dirección de email en este momento, arriba a la derecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.