Consideraciones histórico-técnicas en la alimentación de tilapias con sistema BFT.

Publicado por el 7/01/2019. Categoría: Alimento, Manejo del Cultivo, Rentabilidad

Hace aproximadamente cuatro años escribí un boletín sobre cómo reducir los costos en la alimentación de tilapias. Un lector me escribió diciendo: -¡Deja ya de hablar sobre esos sistemas de producción arcaicos y en desuso!

 

Una antigua técnica alternativa para la alimentación que baja costos

Resulta que mi boletín trataba sobre cómo los acuicultores rurales podrían dejar de pagar tanto dinero por la compra de alimento balanceado comercial y empezar a utilizar técnicas alternativas de alimentación de tilapias.

Una técnica alternativa que propuse en ese boletín técnico era el aprovechamiento del zoo y fitoplancton en sistemas extensivos de cultivo de tilapia gris.

Es cierto que los sistemas extensivos que utilizaban el alimento primario para engordar alevines de tilapia gris fue la técnica que emplearon organismos internacionales como la FAO para introducir el cultivo de tilapia como seguridad alimentaria en muchos países pobres de América Latina, Àfrica y Asia.

También es cierto que por aquellos lejanos años los técnicos de FAO abusaron al recomendar alimentar a las tilapias con casi cualquier cosa.

Para algunos jóvenes productores o estudiantes de acuicultura es casi aberrante saber que se llegó a utilizar estiércol de cerdos y gallinas para fertilizar las aguas de cultivo.

Lo sustentable a veces no gana clientes

Lo escrito en el párrafo anterior puede estar actualmente muy “in” en sintonía con las modernas tendencias de producción sustentable, ecológica y orgánica.

¡Pero, antes al igual que hoy, a los consumidores les da pavor la idea de comer tilapias alimentadas así!

Esas primeras impresiones que el cultivo de tilapias causaban en las personas, lo condenaron a permanecer muchos años fuera de las mesas de hogares y restaurantes de clase media y alta.

Dicho de otra forma, esta técnica de alimentación complementaria no tiene orígenes muy lustrosos ni de abolengo.

¡Y como bien dijo aquel lector nuestro, es muy vieja!

Cabe mencionar que esas organizaciones recomendaron esta forma de alimentar a las tilapias porque en esos momentos todavía no existía una industria de fabricación de alimento comercial que garantizara cubrir los requerimientos nutricionales de esta nueva especie de origen africano, que estaba destinada a conquistar los paladares más exigentes 40 décadas después.

Pero las tilapias habían venido para poblar el mundo y quedarse principalmente porque:

1. Resultó ser muy fácil de reproducir en cautiverio.

2. Es muy prolífica (se estima en promedio 1 huevo por cada gramo de peso de hembra reproductora), en ciclos de 28 días.

3. Come casi cualquier cosa.

Por estas características positivas, se fue estableciendo su cultivo en las clase pobres y rurales de los climas tropicales del mundo.

El dinero público comenzó a llegar para fomentar el cultivo de tilapia.

Fue entonces cuando las casas comerciales con amplia experiencia en la producción de alimentos balanceados para otras especies de peces, mascotas y ganado pusieron sus ojos en el cultivo de tilapias.

¡En esos años los piscicultores se volvieron cada ves más dependientes de los proveedores de concentrado para tilapias y como era de esperarse, produjeron más pero comenzaron a ganar menos.

¡Entonces mejor le cambiamos el nombre, aunque en el fondo es lo mismo!

Hizo falta mucha investigación, y en esta temática el Dr. Avimelech del Israel Institute Of Technology, en Haifa, tiene un pedestal bien ganado, para llegar a concluir que los sistemas que aprovechan el fito y zooplancton, los alimentos no ingeridos (2% del suministrado) y los aminoácidos presentes en las excretas (75% de lo suministrado) tenían mucho futuro.

Por cierto, si quieres leer la célebre publicación del Dr. Yoram Avimelech titulada: “Control of microbial activity in aquaculture systems: active suspension ponds” dale clic al título o aquí. Allí también puedes descargarla en formato PDF. Esta en Inglés.

Esto último tomó el nombre de Bio Floc Technology (BFT), por su nombre y siglas en Inglés. Es español le solemos llamar Tecnología Biofloc.

¿Y que relación tiene toda esta historia del Biofloc con la frase con que aquel lector quería silenciar mi pluma?

Resulta que aunque el sistema de producción extensivo se quedó fuera de las investigaciones que llegaron a validar la tecnología BFT, pues éste último terminó siendo más eficiente en sistemas intensivos cerrados, el principio fundamental del aprovechamiento de la productividad primaria siguen intactos.

Mi apuesta en aquel boletín tan controversial terminó siendo la ganadora, aunque con diferente nombre.

Si deseas que mis próximos boletines profundice en la técnica de Biofloc por favor házmelo saber en la sección de comentarios.

Si quieres tomar nuestro curso sobre Biofloc dictado por el profesor asociado Dr. David Rincón donde aprenderás a utilizar esta tecnología en tu granja, puedes dar clic aquí  y luego ve a la sección “Capacitación”. O solicita información al correo [email protected]

Si este boletín te ha sido útil o crees que podría ser útil para alguien más, por favor compártelo ahora en tus redes sociales.

¡Hasta el próximo!

2 respuestas a “Consideraciones histórico-técnicas en la alimentación de tilapias con sistema BFT”

  1. Erasmo Choconta dice:

    Hola Buen dia, el BFT puede alimentar tambien Trucha Arcoiris o solo Tilapia y camaraon que es lo que he encontrado en la red?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.