Bacterias nitrificantes y el biofloc. Boletín No. 04.

Publicado por el 17/02/2019. Categoría: Alimento, Análisis de Investigaciones, Biofloc, Sin categoría

La aireación continua es propicia para el desarrollo de bacterias nitrificantes, las cuales son vitales en los sistemas biofloc para peces y camarones. Sigue leyendo para aprender más.

Éstas bacterias oxidan el amoníaco excretado, primero a nitrito (NO2-) y luego a nitrato (NO3-). 

El nitrato no es tóxico para los peces en los niveles que se encuentran en los estanques y sirve como agente oxidante.

También previene el desarrollo de condiciones anaeróbicas que pueden llevar a varios procesos de fermentación y la acumulación de compuestos tóxicos reducidos.

Antes de adentrarnos en el boletín de hoy, si quieres leer los 3 boletines que he escrito sobre esta serie dale clic aquí abajo:

  1. Boletín No. 1 de esta serie.
  2. Boletín No. 2 de esta serie.
  3. Boletín No. 3 de esta serie.

Personalmente te recomiendo leerlos, así podrás comprender mejor el boletín de hoy.

El desarrollo bacteriano nitrificante es bastante lento.

Puede tomar de 2 a 3 semanas desde el día en que se llena el estanque hasta la oxidación completa de amoníaco a nitrato.

Durante estas semanas puede ocurrir un posible período corto de acumulación de nitritos cuando se desarrolla la primera etapa de oxidación de amoníaco mientras que la segunda sigue evolucionando.

Si bien la nitrificación intensiva es un mecanismo muy eficaz para reducir la acumulación de amoníaco y nitrito, el control microbiano permite métodos mejores y más eficientes para reducir los metabolitos tóxicos del nitrógeno.

Las células bacterianas están formadas principalmente por proteínas.

La relación carbono: nitrógeno de la mayoría de los microbios es de aproximadamente 4 : 5

Cuando las bacterias se alimentan de sustratos orgánicos que contienen principalmente carbono por ejemplo: almidón, melaza o harina de yuca, deben tomar nitrógeno del agua para producir la proteína necesaria para el crecimiento y la multiplicación celular.

Por lo tanto, la adición de materiales carbonosos conduce a la conversión de nitrógeno nocivo inorgánico en proteínas microbianas.

El Dr. Avimelech asegura que aproximadamente, se necesitan 20-25 g de material carbonoso para convertir 1 g de nitrógeno amoniacal en proteína microbiana.

Este proceso es relativamente rápido y es posible reducir un nivel elevado de amoníaco a cualquier nivel deseado en un período de 1-3 días.

 

La disponibilidad de proteína microbiana no es trivial.

Una característica de este mecanismo es la posibilidad de usar la proteína microbiana como fuente de proteína para los peces.

Las bacterias individuales son demasiado pequeñas para ser recolectadas físicamente por los peces.

Además, debe determinarse la digestibilidad de la proteína bacteriana.

En una serie de experimentos en estanques de tamaño comercial y en tanques, se descubrió que la tilapia ingiere y digiere la proteína microbiana.

Se encontraron resultados similares con el camarón (McIntosh 2000) y el bajo.

¿Cómo es posible si ya se dijo que es prácticamente imposible que los peces y camarones ingieran las bacterias individualmente?

La recolección de las bacterias fue posible debido a que en densas suspensiones microbianas los organismos tienden a formar flóculos que eran visibles, teniendo un tamaño de unas pocas décimas de milímetro.

Estos flóculos se pueden cosechar o filtrar directamente.

Por allá en esos años de inicios de los sistemas biofloc, el Dr. Avimelech citó aparte de sus investigaciones en Israel, a otros investigadores. 

Ellos reportaban desde Belice, que la floculación de los estanques de camarones con intercambio cero de agua se mejoró mediante la reutilización del agua de los estanques que tenían una buena floculación, aparentemente por selección de bacterias con alto potencial de floculación.

De esta forma, por decirlo de alguna manera, se descubrió que se podía inocular nuevos estanques de cultivo con las especies bacterianas de interés nitrificante.

Hasta aquí nuestro boletín de esta semana. En mi próxima entrega escribiré sobre las conclusiones a que llegó el Dr. Avimelech despúes de todo el desarrollo de estas comunidades microbianas en los costos de producción de las granjas. No te lo pierdas.

¿Te ha servido esta información? ¿Crees que podría serle útil a alguien?

Por favor deja tus dudas o comentarios abajo. 

Comparte este boletín en tus redes sociales.

 

Una respuesta a “Bacterias nitrificantes y el biofloc. Boletín No. 04”

  1. ruben galvan escobedo dice:

    exelente informacion producto de practicas de campo y de gran conocimiento para los acuacultores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.