Aprovechar al máximo tu producción acuícola.

Publicado por el 1/11/2020. Categoría: Acuaponía, Alimento, Análisis de Investigaciones, Biofloc, Finanzas y Administración de Proyectos, Manejo del Cultivo, Rentabilidad

Cuando nos dedicamos a los cultivos acuícolas es fácil concentrarse solo en la producción de las especies hidrobiológicas y perder la noción de las actividades complementarias que son capaces de potencial el rendimiento de nuestros cultivos; debido al uso de grandes volúmenes de agua, la necesidad de renovarla con cierta frecuencia, la existencia de desechos sólidos, mermas, mortalidades entre otros, la acuicultura representa un buen punto de inicio para el establecimiento de granjas integrales o la práctica de la permacultura.

Está bien demostrado que todos los desechos de la acuicultura son reutilizables, desde el engorde hasta las actividades de trasformación y procesamiento, éstos desechos poseen muchas características nutricionales para plantas, animales, para la industria cosmética o hasta la de la salud, como es el caso de la piel de tilapia, que ha demostrado su capacidad para regenerar la piel humana luego de quemaduras o daños extensos.

En este sentido resulta conveniente tener un enfoque holístico de nuestros cultivos, e investigar las actividades complementarias que podemos desarrollar basado en los desechos o sub productos obtenidos de las operaciones de la finca. A continuación, puntualizaré algunas de las actividades conexas que podemos desarrollar con el objetivo de inspirarles en la búsqueda o selección de la que mejor se adapte a las particularidades de su producción.

  • Riego a cultivos agrícolas: Las aguas fuertemente cargadas de nutrientes derivadas de los cultivos acuícolas son altamente valiosas para el riego de distintos cultivos vegetales, potenciando la producción y reduciendo costos de fertilizantes químicos además reduce considerablemente el impacto ambiental de los cultivos.
  • Hidroponía: Las aguas de las lagunas de oxidación o directamente de los tanques pueden ser utilizadas para alimentar cultivos hidropónicos integrados dentro del sistema de producción de la finca, esto permitiría ingresos extras y diversificaría la oferta productiva.
  • Policultivos: Los tanques de cultivo pueden albergar no solo la especie objetivo del cultivo, también es posible integrar pequeñas cantidades de camarón blanco, bocachicos o bagres de canal, los cuales se aprovecharían de los restos de alimentos para su engorde y ayudarían a mantener la calidad del agua del estanque, al final del ciclo, la biomasa de estas especies sería un ingreso extra.
  • Harina de biofloc: La extracción del material sedimentable excedente de los tanques, con una altísima concentración de nutrientes representa un coctel nutritivo perfecto para ser comercializado como fertilizante agrícola orgánico, permitiendo el aprovechamiento de este recurso y beneficiando a los agricultores aledaños.
  • Cultivos extensivos: En las lagunas de oxidación pueden sembrarse distintas especies de peces o crustáceos para ayudar en el proceso de tratamiento de aguas y que luego sean cosechas para su comercialización.
  • Plantas acuáticas ornamentales: La extensión de la laguna de oxidación y su carga nutritiva resulta ideal para la siembra de plantas acuáticas que bien pueden ser comercializadas como plantas ornamentales para fuentes públicas o privadas o para acuariofilia.
  • Espirulina y biomasa: La instalación de masivos para el cultivo de micro algas con demanda comercial es una posibilidad para el aprovechamiento de las aguas descarte del sistema, distintas especies de algas pueden servir para la producción de biocombustibles, como suplementos alimenticios o para consumo directo.
  • Peces ornamentales: La existencia de laboratorios de producción de alevines permite la integración de peces ornamentales al sistema, este es un mercado de alta rentabilidad, recurrencia y con un interesante valor exportable.
  • Producción integrada: Es posible integrar otros rubros agrícolas, permitiendo un flujo de recursos energéticos entre los distintos eslabones de la cadena trófica representado por unidades de producción individuales, basado en los principios de granjas integrales reduciendo de esta forma la huella ecológica y cerrando un ciclo de producción orgánico. Aves, Cerdos, Caprinos entre otros serían las especies que se pueden integrar al sistema.
  • Sub productos: Los descartes del procesamiento como vísceras, escamas, piel y pulpas de pescado son altamente valorados por distintas industrias y por tanto poseen un importante valor comercial, vale la pena invertir en su procesamiento interno o buscar compradores para estas materias primas.

Estas actividades complementarias junto con muchas otras que existen, resultan en ingresos extras para nuestras fincas, permitiendo mejorar la rentabilidad general y diversificando el riesgo de las inversiones realizadas, también nos da un enfoque sistémico y un patrón de aprovechamiento ecológico de los recursos empleados en la producción pudiendo cerrar ciclos productivos con 0 desperdicios y altas rentabilidades.

Esto es solo un ejemplo de los millones de actividades complementarias que se pueden desarrollar, recuerden que siempre estamos disponibles para sus dudas e inquietudes, pueden confiar en que les responderemos y asesoraremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.