Acuicultura: el nuevo santo grial. Anotaciones desde el caso de cultivo de tilapia en América Latina..

Publicado por el 9/04/2018. Categoría: Alimento, Análisis de Investigaciones, Liderazgo y Emprendimiento, Manejo del Cultivo

Los cultivos vegetales pueden emplearse para obtener proteína, grasas y carbohidratos que luego pueden ser empleados con éxito en la alimentación de peces. Entre todas las opciones vegetales los granos son el principal grupo de interés, aunque hay algunas especies forestales con gran potencial para la alimentación acuícola.

Aprovechando mi formación como ingeniero agrónomo con enfoque en cultivos tropicales y mi experiencia de 11 años de cultivo de tilapia y más recientemente en la transferencia de tecnología acuícola quiero hacerte llegar algunas ideas que podrían servirte en tu granja de cultivo de tilapia u otras especies omnívoras.

 

Importancia actual y futura de la indutria acuícola

Para resaltar la importancia de la acuicultura, quiero citar las palabras de Peter Neill, Director de World Ocean Observatory, en su artículo “The Protein Paradox: Mired in conflict, aquaculture is Poised for Progress” (en español: “La paradoja de la proteína: atrapada en el conflicto, la acuicultura está preparada para el progreso”) publicado en su blog oficial en Linkedin el 27 de marzo de 2018.

El dice: “No obstante el pescado criado en granjas es cada vez más prevalente como cuota de mercado, a diferencia del pescado capturado en la naturaleza, []…este fenómeno se debe en gran medida al aumento de la conciencia pública sobre la escacez de peces en general como resultado de la pesca excesiva, erradicación de algunas especies de nuestra dieta y del oceano. El diferencial clave es, por supuesto el precio. Y en algunos casos [la] calidad y [el] sabor.”

En otro párrafo Neill afirma: “La crisis en la pesca continúa. Las tasas de consumo [de pescado] crecen, los patrones de pesca ilegal y excesiva continúan y la necesidad de la acuicultura como estrategia de suministro se expande para satisfacer la creciente demanda de los consumidores. La industria acuícola tiene un rol vital en función de la proteína necesaria para sostener y nutrir la salud humana. … ¿Podríamos limpiar su proceso y producto como una respuesta responsable a los requerimientos nutricionales globales [de la humanidad]?”

 

Pasos que todo acuicultor debería explorar

Luego, tomando el caso de la noruega CERMAQ que cultiva salmón, se refiere a los pasos tomados por ésta empresa para convertirse en un productor que en la actualidad es muy bien visto por el clúster acuícola global. Estos pasos fueron:

Paso No. 1: Se introdujeron vacunas para sustituir a los antibióticos, cada pez es inoculado contra enfermedades igual que los humanos.

Paso No. 2: La genética del ADN se programó para que sea [el salmón] resistente a amenazas biológicas específicas.

Paso No.3: La composición [tradicional] de los piensos ha sido reemplazada por materiales sostenibles [de fuentes] vegetales y subproductos de la bioindustria.

Paso No.4: La estructura de las granjas ha sido radicalmente modificada, fortalecida y asegurada.

 

Aunque el artículo aporta más datos sobre cada uno de estos pasos, a continuación escribo mis reflexiones sobre el No.3

Las fuentes vegetales son, en su mayoría renovables. Tal es el caso de los granos cuyo ciclo de cultivo es corto. El ciclo se completa, dependiendo la especie en 3, 6, 9 o 12 meses.

Es en los granos donde se encuentra una gran esperanza para hacer sostenible el cultivo de tilapia, carpa, trucha, cachama, pangasius y otras especies de interés comercial no solamente omnívoras.

Si das clic aquí podrás ver una tabla publicada por la FAO con el listado de ingredientes de alimentos de origen vegetal, especialmente granos y oleaginosas, que ya son utilizados comercialmente o con potencial para su utilización como fuente de proteína o grasas esenciales en los alimentos para tilapia.

Mi atrevida propuesta

Para proveer estas materias primas vegetales a la industria de alimentos para peces, se deben producir aquellos vegetales con gran potencial acuícola en regiones del mundo donde su empleo en la alimentación humana no es una costumbre arraigada, seleccionando tierras y clima adecuado. Algunos ejemplos a continuación.

No.1.  Maíz, Quinúa o Moringa en Asia

Sabemos que la base de la dieta de la mayoría de personas en Asia es el arroz. Entonces se debe cultivar otra especie vegetal diferente del arroz como el maíz, que tiene 9.6% de proteína y se puede reemplazar hasta un 20% en los concentrados acuícolas con el fin de abastecer de materia prima la enorme demanda de concentrados por parte de la industria acuícola asiática. Así no se pone en riesgo la seguridad alimentaria allí.

No. 2. Soya o Moringa en Mesoamérica

En la región mesoaméricana (sur de México y Centro América), yo vivo en el centro de esta región en Guatemala, por eso hablo con conocimiento de causa, el maíz es la base de nuestra alimentación. Podría cultivarse soya la cual contiene entre 30 y 50% de proteína cruda además de aminoacidos, lisina y otras grasas de importancia.

También especies forestales como moringa (Moringa oleífera / Moringa drouhardii Jum). La hoja de Moringa contiene ocho aminoácidos esenciales (que no son producidos por los animales) además de 28% de proteína, vitamina A, C  y potasio que es básico para el sistema nervioso.  Las especies forestales tienen la gran ventaja de poder cultivarse en terrenos con topografía, textura y profundidad de suelo no aptos para cereales, legumbres o frutas. Así no se afecta la producción de alimento para humanos.

No.3 Trigo en Sur América

En las regiones tropicales se puede adoptar cualquiera de las sugerencias de los puntos 1 y 2 que anteceden. En la región del altiplano andino donde el clima es templado o frío se puede cultivar, por ejemplo trigo, quinua u otra especie adecuada al suelo y clima que allí predomina y que no comprometa la seguridad alimentaria de los seres humanos. La papa por ejemplo, es base de la dieta humana Perú.

La variedad de suelos y climas junto con las costumbres alimenticias de las poblaciones humanas nos darán las restricciones de qué especie vegetal cultivar. Afortunadamente el repertorio vegetal es amplio.

Como siempre el interés de los agricultores para invertir en especies de plantas para abastecer la industria alimenticia acuícola se verá aumentado en la medida que perciban un mayor premio al riesgo.

El santo grial ahora bien podría encontrarse en la forma de alimentar los peces que, a su vez alimentarán nuestro hambriento mundo en las próximas décadas.

Las variables globales apuntan hacia esa ruta. Conviene que tú como actor de la industria acuícola te mantengas alerta.

En el próximo boletín escribiré sobre otras opciones que la acuicultura esta explorando ya a nivel comercial siempre en este contexto, como la producción de algas y el cultivo de poliquetos.

Si este artículo puede ser de interés en tu red de contactos, por favor compártelo.

4 respuestas a “Acuicultura: el nuevo santo grial. Anotaciones desde el caso de cultivo de tilapia en América Latina.”

  1. Maíz amarillo, soya, yuca y moringa
    Es posible que sea una opción alimento para tilapia ? en Mi zona se da mucho ese producto.

  2. Miguel Angel dice:

    Hola.
    En el caso del maiz se puede sumistrar directamente a la alimentación de la tilapia???debe tener algún tratamiento especial?? Gracias..

    • Flavio Gonzaléz Flavio Gonzaléz dice:

      Saludos Miguel, siempre es recomendable hacer ensilados, combinando distintos seriales y plantas, esto te permite suministras mas nutrientes por ración. saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *